sábado, 10 de octubre de 2009

Pasion bajo la lluvia



Ni la lluvia logra enfriar el calor de nuestros cuerpos ardientes, deseosos el uno del otro.

No hay comentarios:

La Pasion del Deseo