jueves, 6 de agosto de 2009

Pasion en el prado

Me dijiste que me querías enseñar un sitio, nos subimos al coche, salimos de la ciudad por una carretera poco concurrida, me empezaste a acariciar el muslo y subias hasta rozarme por encima el tanga, yo abria las piernas un poco para dejarte hacer y gemía, mientras mi mano se perdia en tu pantalon y veia como estabas de excitado, aquello prometía, paraste el coche en un prado de ensueño, todo verde con unos hermosos arboles que daban sombra y un pequeño arroyo de agua cristalina sacaste una manta del coche y la tendiste al lado del arroyo y los arboles, eramos como Adan y Eva en el Paraiso, no habia nadie por alli, estabamos solos en el Paraiso, me empezaste a besar mientras me ibas desnudando poco a poco, mientras yo hacia lo mismo contigo, desnudos caimos sobre la manta besandonos con pasion lamiendo cada poro de nuestra piel, buscando cada rincón que nos pudiera dar mas placer, mmmmmmm me puse encima tuya y cabalgue sobre ti, gimiendo y gritando, dejando que bebieras de mis pechos mientras yo trotaba sobre ti, hasta que me inundaste con el calor de tu interior en el mio, despues tumbados y abrazados en ese precioso paraje permanecimos abrazados hasta el anochecer.

No hay comentarios:

La Pasion del Deseo