miércoles, 5 de agosto de 2009

Pasion lesbica

Era un viaje que habiamos planeado cuatro amigas, unos dias en la playa, solas y dispuestas a arrasar, cogimos dos habitaciones en un hotelito, yo dormiria con Alba, no la conocia mucho, era amiga de otra de las chicas que venian, pero congeniamos bien, yo notaba que me miraba de una forma que a veces me ponia nerviosa, pero no sabia bien porque, en esas vacaciones lo averiguaria, llegamos y nos instalamos yo estaba duchandome para salir esa noche, ella entro cuando yo estaba en la ducha y dijo de ducharse conmigo que se nos haria tarde, no puse objeccion, no habia nada malo, no se porque pero estaba nerviosa, otras veces habia visto desnudas a mis amigas y ellas a mi y nunca me habia pasado eso, tenia un cuerpo precioso unos pechos firmes, no muy grandes, y con unos pezones oscuritos, estaba muy morena y sin señal de bikini, tenia un culo precioso y su sexo estaba rasurado perfectamente, la verdad nunca me habia recreado tanto mirando a una chica, ella se dio cuenta y empezo a lucirse y poner posturitas como quien no quiere la cosa, sabia que me estaba excitando y eso le encantaba, era lo que queria, se rozaba conmigo en la ducha, y me decia que tenia un cuerpo precioso y me acariciaba y con la escusa de enjabonarme yo cada vez estaba mas cachonda y entonces ella cogio la alcachofa de la ducha y colocando el chorro a la maxima presion, me la apunto directamente a mi sexo, haciendo circulos, yo la miraba y gemia, ella entonces se apunto el agua hacia su sexo y empezo a gemir tambien, entonces yo cogi la ducha y la guiaba y ella me empezo a acariciar los pechos y besarme, yo deje caer la ducha y la abrace y me entregaba a ese beso con locura, besaba de maravilla, ella bajo a besar mis pechos, mientras alzaba su mirada hacia mi, yo hice lo mismo con ella le chupaba los pezones con ansia y deseo, la ducha la habiamos puesto arriba y el agua caia sobre nuestros cuerpos calientes por el deseo, ella bajo y empezo a pasarme la lengua por el pubis, mis labios y abriendome para introducirla en mi vagina, jugaba con mi clitoris, otras veces me habian hecho sexo oral, pero esa vez fue la mejor, hizo que me vaciara en ella una y otra vez, yo no paraba de gemir, luego cambiamos las posiciones y ella era aun mas escandalosa que yo, cuando llegaba al climax, uff se enteraba todo el hotel y fueron varias veces, fue una experiencia de lo mas placentera, las vacaciones las pasamos casi todo el rato solas haciendo cosas que ni me imagine que pudieran hacerse y que yo jamas me habia planteado que pudiera hacer.

No hay comentarios:

La Pasion del Deseo