jueves, 23 de julio de 2009

En la playa....



Estoy en una playa solitaria, me tumbo sobre la arena, no quema mucho, esta caliente pero agradable, me pongo arena por mi cuerpo, por encima de mis pechos, noto como se endurecen mis pezones, estoy sola en la playa y empiezo a excitarme con el roce de la arena, de golpe sin saber de donde ha salido, aparece un hombre alto, bien formado, de unos cuarenta años, que me mira con una mezcla de asombro y deseo, lleva un bañador negro y una camisa blanca, va descalzo, se ha quedado parado de pie mirándome, como si yo fuera su fantasía y yo que me doy cuenta empiezo a moverme mas mirándolo y excitándome con la forma que tiene de mirarme, yo le miro a el como si el fuera mi fantasía, me mojo los labios y mis pies se acercan a los suyos rozándolos, siento un escalofrío que me sube desde los pies hasta la cabeza, él empieza a jugar con su pie acariciando mi cuerpo, va subiendo por mis piernas, al llegar a mi sexo, me mira y deja el pie a un milímetro del tanga del bañador que es lo único que llevo puesto y sin apartar sus ojos de los mios, sigue para arriba, ahora acariciándome por el ombligo, pone su pie entre mis pechos y empieza a moverlo, nunca pensé que un pie pudiera acariciarme y excitarme tanto como estaba haciéndolo él en ese momento, aparto el pie y tendió una mano hacia mi, yo le di la mía y me puse de rodillas ante él, y agachándome sobre ese pie que me había excitado tanto, lo bese, y empecé a subir con mi lengua por sus piernas, como el había hecho conmigo, cuando llego al final de sus muslos, le miro y me levanto y le quito la camisa, mientras beso su pecho y le abrazo y restriego mi pecho en el suyo, entonces el me agarra por la espalda y me deja caer otra vez sobre la arena, pero ahora se viene el conmigo, mientras nos besamos con ansia y deseo, giramos sobre la arena besandonos, devorandonos con la boca y entrelazando las piernas para sentir nuestros sexos deseosos el uno del otro, yo noto como se endurece su pene y él nota la humedad en mi tanga, paramos un segundo, yo estoy encima de él y me siento sobre su pecho, le miro a los ojos, noto el deseo en ellos y eso me hace desearle mucho mas a mi, me levanto, me pongo de pie, el se incorpora un poco, sentándose en la arena, yo me pongo de espaldas a él para bajarme el tanga, al agacharme le enseño todo mi trasero y mi sexo, como se que le gusta, empiezo a moverlo un poco bailando al son de una música imaginaria, quiero provocarle tanto como él a mi, al rato me giro y le dejo mi sexo a la altura de su boca y el me coge y me atrae hacia si, hundiendo su cabeza entre mis piernas, yo me abro ante la humedad de su lengua, y le aprieto la cabeza contra mi sexo, mientras me muevo para excitarme mas, le digo que yo también quiero, así que le tumbo para atrás y le ayudo a quitarse el bañador, ummm que pene tan maravilloso sale de allí me acerco a él y lo cojo con las manos, me encanta, paso mi lengua por la punta de su glande y juego con él, está tan duro que me encanta, me pone a mil, el me coge de las caderas y me baja hacia su boca, hacemos un 69, hace que me vacié en él dos veces antes de decirme que quiere entrar en mi, que quiere poseerme, yo le miro con cara de deseo y satisfacción, porque eso mismo es lo que yo deseo, me pongo encima de el sentada sobre su erecto pene, y como si estuviera a lomos del mas bello corcel empiezo a trotar sobre él, empiezo despacio, pero cada vez voy aumentando, cada vez me muevo mas deprisa, le acerco mis pechos a su boca y me arqueo hacia atrás para sentirle mas adentro el me agarra por las caderas y me ayuda a moverme así sigo galopando sobre él hasta que noto el calor de su liquido dentro de mi, entonces un poco cansada me tumbo a su lado y el entonces se pone encima mio y me besa el cuello, la boca, los pechos y baja otra vez a mi sexo a beber de mi y entonces se pone encima mio y me penetra con firmeza y se tumba sobre mi y empieza a moverse con un movimiento tan experto con firmeza, sabiendo lo que hace, y besandome el cuello y la boca, su aliento me vuelve loca, me hace gemir con fuerza y gritar con libertad, mis piernas están alrededor de su cintura quiero abrirme todo lo mas que pueda para él y así hasta que vuelvo a sentirle a el como explota dentro de mi, haciendome volver loca de placer, se tumba junto a mi en la arena, me sonríe, me atrae hacia el me besa y me deja caer sobre su pecho, me susurra descansa, y me quedo dormida, así, sobre su pecho........

No hay comentarios:

La Pasion del Deseo