domingo, 26 de julio de 2009

Tomando el sol


Era una calurosa tarde de verano, me tumbe en la terraza de mi casa para tomar el sol y ponerme un poco morena, ya que de momento no había podido ir a la playa, me puse en topless, para que no me quedara marca, y al cabo de un rato un reflejo me sorprendio desde la terraza de enfrente, yo creía que no me veía nadie, porque en ese piso no vivia nadie que yo supiera, mire hacia enfrente y descubrí a un chico, alto moreno, de buen cuerpo, solo llevaba un boxer, estaba haciendo pesas, y mirándome, como exhibiendose, yo me sentí extrañamente excitada, no sabia porque nunca me habían atraído mucho los cachas, pero eso de que me observara y se luciera para mi, me dio mucho morbo, y yo quise seguir con el juego, haciendome la despistada me incorpore y le mostré mis pechos, siempre me han dicho que tengo unos pechos muy bonitos, grandes y firmes, y cogí la ducha que tenia en la terraza y para irme refrescando un poco, notaba el agua caer sobre mi cuerpo y notaba la mirada de mi vecino recorriendo el camino de cada gota de agua, me acariciaba los pechos, mirándolo a el, estaba muy excitada y quería seguir con ese juego, él ya había dejado las pesas y sabia que yo estaba haciendo eso para él y se puso a mirarme, yo me excitaba cada vez mas solo con saber que el me estaba mirando, me estaba poniendo a mil, había partes de mi cuerpo que ni con el agua se enfriaban, mire hacia el y le vi escribiendo algo en un papel, cuando acabo me lo enseño y ponía "ME DAN GANAS DE SALTAR HASTA AHÍ" yo le sonreí y me moje los labios y me acaricie los pechos, me acerque a por un lápiz de labios rojo y escribí en mi pecho, "TE ESPERO AQUÍ" y una flecha que apuntaba a mi sexo, él me miro y me dijo con la cabeza un gesto como preguntándome si venia, yo le dije que si con la cabeza, quizás fuera una locura, pero quería hacerla, le vi poniéndose unos vaqueros a toda prisa y una camiseta, al cabo de un rato llamaban a mi puerta, yo fui a abrir húmeda del agua todavía y solo con la parte inferior del bikini, al abrir, él entro y cerro la puerta tras de si se acerco a mi y me beso apasionadamente yo le ayude a quitarse la camiseta que cayó al suelo en la entrada, le desabroche los vaqueros y se los baje el descalzo se los saco y los dejo tirados por el salón de casa, no parábamos de comernos la boca, que bien que besaba, me cogió por debajo del culo y yo con las piernas entrelazadas alrededor de su cintura, me acerco a la pared y me toco el sexo, se quito el boxer y me corrió un poco el bikini y allí mismo hicimos el amor por primera vez juntos, fue una experiencia de lo mas excitante, luego fuimos haciéndolo por toda la casa, la terraza, la cocina, el baño, la ducha, el suelo, el sofá y por supuesto la cama, esto pasó un viernes por la tarde y hasta el lunes por la mañana no salimos de mi casa, apenas comimos algo y lo que comimos, estaba servido en nuestros cuerpos o nos lo dábamos con la boca, fue un fin de semana de pasión, sexo y locura, una aventura que no olvidare nunca.

No hay comentarios:

La Pasion del Deseo